Todos a la caza

68285-944-550

De nuevo, tal y como hice hace diez años, la imposible intentona de acceder como trabajador a la empresa EMT de Valencia. Resulta ser la única opción viable de poder acceder al mercado laboral como conductor de autobús, salvo que (como es norma habitual en nuestro país) uno tenga un buen enchufe en alguna de éstas empresas, ya que se requiere experiencia, imposible de adquirir si nunca te contratan. Algo que os sonará, sobretodo a los mas jóvenes.

El salto natural, es: EMT unos 12 meses y posteriormente el mercado ya lo tienes abierto con la experiencia adquirida en autocares.

Si a ésta situación, añadimos el contexto de podredumbre que nos azota, la crisis económica, la crisis política y la falta de sensatez y solidaridad, ademas de las ventajosas condiciones laborales que ofrece EMT, no es de extrañar que nos hayamos presentado mas de 3.000 personas para 300 plazas de una bolsa de trabajo.

La impresión que me llevé, fue la de ver a gente totalmente desesperada por trabajar, algunos fueron incluso con sus esposas (ambos en paro), como último recurso ante la agonía del desempleo de larga duración, uno y otro y otro más. Y como siempre la impotencia invadió mi cuerpo, incluso deseando suspender para que pudiesen entrar ellos, tal fue la desesperación que aprecié.

Y comenzó la fiesta en la ciudad de los festivales, VALENCIA, a las 9h de la mañana.

Primero choca, que la prueba examinadora se realice justo “7 días” antes de los comicios electorales municipales, es decir, antes de que el PP sea dilatadamente derrotado en el único proceso democrático en el que nos dejan participar sin “leyes mordaza”. O dicho de otra forma, garantizando que “los que entren en EMT” sean los que tienen que ser y no otros, y ello sin que el resto de partidos “pueda controlar el proceso”. Y nos llegan los recuerdos de las maniobras que se usaron en las oposiciones a “Canal 9” en las que por H o por B, también oposité.

Segundo. Obligatorio realizar el examen a lápiz. Es la primera vez en mi vida que realizo un examen en la que se prohíbe usar bolígrafo, es más, en la mayoría de centros públicos si realizas el examen a lápiz, directamente estás suspendido, no te corrijen el examen. Pongamos por caso, que quiero colar a Pepita, cuando le corrija el examen, puedo borrar las preguntas mal contestadas y “arreglarlas”, y ya está dentro Pepita. Así de fácil y de sencillo.

Tercero. El compañero que tengo delante a mi izquierda lleva una chuleta, tiene las respuestas del primer examen escritas en la mesa y tapadas por su DNI. Se trata de un examen de agilidad cronometrada. A ninguno de mi fila nos da tiempo a completar las 14 líneas. El “chuletero” completa las catorce y le sobra tiempo. ¿Cómorrr? me pregunto. Hostia, ¿como es posible llevar una chuleta preparada en un examen psicotécnico de agilidad si no sabes ni tan siquiera lo que te van a preguntar?.

Cuarto. Me entero por la prensa el martes, que se ha denunciado que el examen estaba circulando varios días antes del examen entre familiares de trabajadores de la EMT y afines al sindicato de la empresa. ¡A joder! ahora entiendo lo de la chuleta. RRHH se escuda en que el examen era en un 75 % el mismo que el de hace 10 años, y por tanto público. Pero yo me pregunto: ¿porqué no se publicó en la página web de EMT para que fuese visible a todo el mundo?. ¿Tiene lógica pensar, que modificaron un 25 % del examen para evitar la impugnación a la convocatoria?.

Se admiten sugerencias en la ciudad de la paraeta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s