Trazado de media distancia en el Balneario de Cofrentes.

Continúa la andadura.

5 competiciones de larga distancia, 2 de distancia intermedia, 4 sprints y 3 de liga local, antes de trazar lo que ha sido mi 4ª prueba de media distancia.

Creo que esta prueba se ha convertido en especial para mí, debido a que he podido experimentar nuevos aspectos que he incorporado en el siempre complicado trabajo de trazar una prueba, y que los voy a comentar para compartirlos.

Nada más pasarme Alex el mapa, me quedé un poco a cuadros, porque ví un mapa muy pequeño en extensión, como para poder trazar una media en condiciones. Una vez en la zona, viendo el desnivel que tenía el terreno y tras hacer una prueba, ví que se podían trabajar los recorridos en condiciones óptimas, si hacía cruzar a las categorías más altas al otro lado de la carretera.

Lo primero que hice antes de empezar con el trazado de la prueba, es leerme la normativa IOF para recordar y tener presente de manera actualizada, los requerimientos técnicos que requiere la competición. Lo segundo, dejar clara la ubicación de meta, 200 y entrega de mapas. Esto lo hago así, por experiencia.

Lo tercero, hacer un cálculo aproximado por cada recorrido, de distancia, desnivel y número de controles, en función de los tiempos de ganador que exige el Reglamento en cuestión, en éste caso me ceñí a LSE no a LACV (ya que los tiempos de ganador entre ambos reglamentos es diferente).

Ubiqué el triángulo de salida muy próximo al centro de competición, pensando en la proximidad de los aseos y restaurantes que hay en la zona.

Después de 4 años desde la hazaña del sprint en Venta del Moro, (donde ubiqué el triángulo de salida en una plaza con 6 bocacalles de salida, que hizo estragos) decidí aventurarme de nuevo, ésta vez con una situación más liosa todavía (en éste caso 8 bocacalles que salían desde el mismo triángulo y que fueron utilizadas por los/as orientadores/as). El mismo día que tomé la decisión, ya estaba viendo a todos/as los corredores/as indecisos sin saber hacia donde tomar la salida. Y así ha sido.

Triangulo

Poco después me enfrenté al desnivel (que ha sido mi auténtico quebradero de cabeza en ésta prueba), daba lo mismo por dónde dirigiese los recorridos, siempre superaba el 4% de desnivel acumulado. Y a ésto hay que añadir, la dificultad de intentar meter pocos controles, en una prueba que requiere de muchos controles, debido a que eran 4 competiciones las que teníamos que organizar.

El segundo punto de innovación que he incorporado a la hora de trazar esta prueba, es elaborar los recorridos de manera circular, los pares en el sentido de las agujas del reloj, y los impares a la inversa. Con éste método he conseguido que los niveles de dificultad entre los recorridos consecutivos, sean similares. Por ejemplo, rec 10 y 11, rec 8 y 9, rec 6 y 7, etc… reduciéndo así el número de controles total en la prueba, sin reducirlos en los recorridos.

Los impares tenían mejor distribuido el desnivel, los pares tenían mucho desnivel al principio y luego les venía la parte buena.

Una vez hecho ésto, vino la parte de probar los recorridos. Para mí es mucho más importante la sensación que experimentan los corredores/as que el tiempo que establece el Reglamento. Es muy sencillo, si clavas tiempos pero el corredor no se divierte, la carrera no tiene éxito.

El principal problema que tenemos los trazadores con la tabla de tiempos, es que debes finiquitar los trazados antes de conocer los inscritos en ellos, y si no sabes que deportistas van a participar en la prueba, clavar tiempos se convierte en una lotería. No me cabe duda, que quien creó esa norma, no era trazador, y cuando alguien evalúa tu trabajo exclusivamente por los tiempos del ganador, te das cuenta de que te evalúa alguien con menos conocimientos en la materia, de los que tú posees. Hace años existía lo que es una tabla con los kms asonsejables por categoría, variable mucho más eficaz que la actual, entonces jugabas a subir o restar distancia, en función del desnivel y el tipo de terreno, pero eso se quedó atrás.

Con la suerte de quien dispone en el club de compañeros/as que participan en categorías muy variadas, pude adaptar bastante bien los recorridos. Me gusta siempre quedarme un poco por encima de la norma, por respeto a los/as orientadores/as que se desplazan desde más lejos. En ésta prueba venían deportistas de Andalucía, Aragón, Madrid, Cataluña, Castilla La-Mancha y Murcia.

La clave de la prueba estaba en el tramo entre los controles 47 y 52, y los controles 55 y 53, que casi todos los recorridos tenían. Existe una senda que atraviesa el impasable por el río, y que permitía cruzar de una parte a la otra, sin hacer apenas desnivel. La ruta era entre 5 y 10 minutos más rápida que hacerla por cualquier otro sitio.

Tramos

Lo curioso de esa senda, es que la tuve que abrir a golpe de tijera de podar, en la que invertí casi 2 horas, además de meter los troncos que servían de puente para cruzar el río. Si pasaste por ahí, estate de enhorabuena porque elegiste la ruta óptima. Reconozco que era complicado ver la senda en los mapas a 1:7500, pero en el resto ¿?.

Ruta optima

Por último, trabajé algo completamente nuevo. Me atrevo a decir, que pocos o ningun trazador en España lo ha hecho, o lo ha tenido en cuenta a la hora de trazar. Reducir el impacto erosivo en la zona de los controles consiguiendo una distribución máxima de 3 recorridos por control. Imposible encontrarse una baliza con varias bases o estacas en ésta prueba.

Fue un reto para mí desde el principio, pero lo conseguí. Es ese trabajo que nadie ve, pero que queda patente en el bosque. Ya no es cuestión sólo de reducir el paso por tramos, sino de reducir el número de deportistas que pasa por cada control, para reducir el impacto erosivo en la zona de la baliza. Este ha sido mi éxito en ésta prueba.

Referencias

Es fácil de interpretar. A la izquierda están los números de los controles, arriba los recorridos que pasaban por esos controles. Los números de la tabla indican el orden de picada. Puede observarse la distribución de 3 recorridos por control que comentaba. Se escapa el 56 con 4 recorridos.

Por cierto, el control turístico fue el control 58, los agraciados fueron los rec 8, 10 y 11 (que no aparece en la tabla porque lo incorporé a última hora). El resto os lo perdisteis, lo siento.

All-focus

Lo que se divisa al final del agua, es una cascada con una caída de unos 15 metros de altura. Creo que la imagen lo dice todo.

Próximo trazado (a por la quinta media): Campeonato autonómico de media distancia en Vall d`Uixó, el próximo mes de noviembre, prueba organizada por el club Simepierdo. Mapa nuevo con apariencia de dificultad para trazar. Allí estaremos.

Nos vemos en el bosque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s