Orientación sin mascotas Vs Orientación con mascotas.

¿Mascotas o no mascotas?

El Reglamento de la liga española de orientación 2020, prohíbe por primera vez en la historia, la participación de orientadores con mascota.

El debate puede comenzar en base a lo que establece la normativa internacional IOF. Ésta habla de que el deporte de orientación debe practicarse de forma individual, si bien no especifica, si el término individual lleva implícitamente reconocido (además de no poder ir en compañía de otro deportista) de ir acompañado por algun animal o  mascota.

Resulta cuanto menos ambiguo, el hecho de practicar un deporte en plena naturaleza, en la que puedes encontrarte cualquier tipo de animal; gamos, ciervos, vacas, muflones, cabras, caballos, jabalíes, conejos, zorros, etc., incluso osos (si prácticas orientación en Canadá), y que esté prohibida la presencia de perros sueltos, por poner un ejemplo.

Por otro lado existe el hecho, de que en nuestro deporte a nivel nacional, la presencia de deportistas con mascotas lleva asentada y afianzada varios años, y no se conocen casos concretos de reclamaciones en pruebas  motivadas por la participación con mascota.

Desde el punto de vista de la mera competición, es evidente que la presencia de canes, puede resultar molesta para los orientadores que acuden a las pruebas expresamente a competir.

Si hacemos la comparativa con otros deportes; fútbol, baloncesto, atletismo, piragüismo, boxeo, natación, etc., resulta del todo incomprensible encontrarse a un can acompañando a su dueño en plena competición.

Pero también resulta incomprensible encontrarte en estos deportes, el aspecto lúdico o familiar que caracteriza nuestro deporte de orientación, (por ejemplo ver un partido de fútbol de liga española, en el que los futbolistas van andando en vez de corriendo, solo por divertirse o por el mero hecho pasear por una cancha de césped recién cortada).

Se desprende por tanto un hecho que es incuestionable, y es que en el deporte de orientación tenemos una parte competitiva (en la que se debe respetar al competidor), y otra parte lúdica y familiar (qué debe permitir pasar un día en el medio ambiente natural acompañado de nuestra familia y nuestras mascotas).

Estas dos vertientes, son las que causan conflicto entre un sector muy determinado, de la sociedad orientadora, de la que yo también formo parte.

Llevar a cabo una prohibición de esa magnitud, sin haber llevado un estudio previo con las personas que defienden esas dos posturas, resulta cuanto menos conflictiva. Y ahí andamos, y ahí nace el problema.

Nos quitaron los 5 CEO’s de Semana Santa sin consultar, y cuando lanzaron la encuesta el resultado fue demoledor a favor de recuperarlos, pero la encuesta parece que era “no vinculante”, al punto que por primera vez en la historia, tendremos este año una Semana Santa 2020 sin CEO. Sin CEO y sin mascotas, y ahí andamos.

Corresponde al trazador discernir entre lo que es un recorrido competitivo y un recorrido lúdico-deportivo no competitiva, o con un menor interés en lo que es la competición. Aún cuando esto pudiese confundirse, cabría siempre la opción de otro tipo de alternativas, como el hecho de respetar las últimas horas de salida, para los deportistas con canes.

En mi opinión debería permitirse la participación de mascotas en todas las categorías no competitivas:

– Open Amarillo.
– Open Naranja.
– Open Rojo.
– Open Negro.
– M/F 16/18.
– M/F 21B.
– M/F 35B.

Evidentemente hay que establecer restriciones en el resto de categorías que sí son competitivas.

 

Mi experiencia personal.

Tengo dos canes (yorkshire) y aunque nunca me han acompañado en una competición de orientación, vienen con nosotros a las pruebas, no solo de liga nacional sino también de liga autonómica.

El mero hecho de sacar los animales a la naturaleza, les comporta los mismos efectos y beneficios a ellos, que dicha naturaleza provoca en el ser humano.

Ver cómo se introducen en las maletas de viaje el día previo a una competición (para que no te los dejes en casa), o cómo la noche previa al viaje se orinan a causa de los nervios, o simplemente observar cómo vienen a olfatear las zapatillas que llevas puestas, para saber si te vas a ir a practicar orientación o no, son conductas que nos muestran la magnitud de los beneficios que en ellos comporta, el salir al medio ambiente natural. Los mismos beneficios que nos comporta salir a practicar deporte en la naturaleza, en familia.

A nivel personal  llevo con éste, 22 años practicando orientación, compitiendo y disfrutándolo como nadie, algunos me llaman “el yonki de la orientación”.  Nunca me ha molestado la presencia de ningún deportista con mascotas, y además creo que las mascotas deben ir sueltas por el bosque, como el resto de animales. Nadie ató al jabalí que se me cruzó en la Ciudad encantada de Cuenca, ni a la cabra que casi me embiste en la Peña Rubia, ni a la vaca que pretendía comerse nuestro control en La Molina. Iban sueltos como nosotros los orientadores.

Lo que sí me molesta mucho o muchísimo, es la música en los eventos, la estridencia de los altavoces, y parece que nadie se plantea prohibirlo, pese al impacto ambiental que provoca especialmente en los animales, y en nosotros los orientadores.

Sólo una vez tropecé con un perro, y fue en un city race cuyo dueños, no eran orientadores. Por contra he tropezado cientos de veces con piedras, ramas, matorrales, matojos, etc. Nunca se me ocurrió plantear eliminarlos del bosque para evitar el tropiezo.

En resumen, creo que hay espacio para las mascotas en los recorridos no competitivos, que no perturben la concentración de los orientadores que sí van a competir, porque las verdaderas causas de la desconcentración, residen en otros aspectos que ya he comentado (la música y los altavoces).

Esa es mi experiencia y así lo he contado.

Un cordial saludo, y nos vemos en el monte.

5 comentarios en “Orientación sin mascotas Vs Orientación con mascotas.

  1. Comparto 100 por 100 tu reflexión Alberto…..llevo mucho menos que tu en la orientación pero si hay algo k me gusta es ese ambiente de familia que reina en las competiciones y para mi igual k para muchos las mascotas son parte de mi familia y me encanta ver como la gente comparte ese momento de subidón k supone una carrera con sus mascotas

    Le gusta a 1 persona

  2. Estoy de acuerdo en la visión familiar y también e la música, pero no todos los orientadores son responsables de sus mascotas, a mi personalmente me saltó un boxer con.collar metálico, y no fue agradable, los niños con.miedo a alguno de esos perros, y eso que estan acostumbrados a nuestro husky, pastor aleman, labradores.
    El problema está que por falta de la responsabilidad de unos pagan todos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Llevo pocos años en este deporte, pero la primera vez que hice una prueba, me dije, esto es deporte. A mi ver, un deporte es algo que practicamos sin buscar una remuneración económica a cambio y creo que la orientación “estaba en ese camino”. Pero desde hace un par de años la orientación se ha vuelto un negocio rodeado a un ámbito político que deja de lado lo gratificante que es hacer un deporte en la naturaleza sin importar nada más, sólo nosotros y la naturaleza. Ahora importa más hacer política sin preguntar si queremos correr con perros o no, si queremos 5 dias de CEO o no, si queremos que se unan varias ligas o no, si queremos introducir un “negocio” en las pruebas de la liga o no… dejando de lado todo el sacrificio que hacemos algunas personas por este deporte dedicándole muchas horas y dinero.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s